was successfully added to your cart.

Vamos a explicar cómo puede ayudarnos a perder peso el biomagnetismo o el tratamiento con imanes, pero antes de hablar de ello, hay que tener algunas ideas claras y unos conceptos mínimos generales para entender procesos de las interacciones del cuerpo con los campos electromagnéticos.

El ser humano es una máquina perfectamente organizada y estructurada que permite el mantenimiento, el crecimiento y el desarrollo de la vida.

Se compone de distintas estructuras con diferentes tejidos, está conformado por billones de células especializadas y constituido con, al menos, 60 elementos químicos diferentes.

Toda esta maquinaria está movida por unos potenciales de acción con sus diferentes cargas eléctricas positivas y negativas en interacción constante.

Todo lo anterior se sustenta en múltiples estudios científicos. Es interesante reseñar algunos conceptos para hacernos una idea más exacta del por qué de la aplicación de los imanes:

  • Richard P. Feinman (Nobel de Física 1965): “Ahora nos damos cuenta de que el fenómeno de las interacciones bioquímicas y finalmente la vida misma tienen que ser entendidas en términos de electromagnetismo”.
  • Claude Bernard (fisiólogo y médico 1859): “La salud de los organismos superiores depende de su equilibrio interno”.
  • Dr. Payne destaca los efectos que producen los campos magnéticos en los organismos:

➢ Incremento de flujo sanguíneo y mejora de la capacidad de transportar oxígeno facilitando la recuperación y mantenimiento de la salud. ➢ Cambios en la migración de los iones que proporcionan calcio a los huesos. ➢ Se modifica el pH de los líquidos. ➢ Se incrementa la producción de hormonas de las glándulas endocrinas.

  • La NASA comprobaría más adelante que al abandonar los astronautas el campo magnético de la Tierra padecían la “enfermedad espacial”, caracterizada por el desarrollo de osteoporosis y deficiencias en el sistema inmune.
  • Existen numerosas investigaciones sobre el número de nuevas patologías que se diagnostican en relación a la enorme contaminación electromagnética que sufrimos, además del estilo de vida actual que sigue nuestra sociedad.
  • El Dr. Nakawaka definió el “Síndrome de deficiencia de campo magnético” como la dolencia de aquellos pacientes que presentan síntomas como rigidez de hombros, espalda y base del cuello, dolor en la parte baja de la espalda, migrañas, vértigos, sensación de pesadez, insomnio, estreñimiento crónico, lasitud general o desequilibrio del sistema nervioso autónomo (debidos al desequilibrio de los campos magnéticos).
  • Los trabajos del doctor Richard Broeringmeyer sobre Terapias Energéticas, Terapia Polar y la importancia del pH en la salud.

 

En resumen, la investigación acumulada hasta el momento demuestra que los sistemas vivos son muy sensibles a los campos magnéticos y que sus efectos alcanzan hasta el último rincón de nuestro organismo a causa del carácter penetrante del magnetismo.

El cuerpo entero está movido a nivel celular por impulsos eléctricos y los campos magnéticos afectan a cada una de sus células. Por lo tanto, los imanes aplicados adecuadamente pueden equilibrar los campos magnéticos internos y contribuir a corregir los desequilibrios, produciendo cambios suficientes para la mejora general de la persona.

Las mejoras producidas dependerán de las disfunciones existentes y a qué se deban las mismas, así como de la intensidad y el tiempo de aplicación de las cargas en el organismo.

¿Qué es el Biomagnetismo?

El biomagnetismo es la aplicación de los campos electromagnéticos en el organismo para ayudar a que encuentre su propia homeostasis.

La homeostasis definida por Claude Bernard (considerado el padre de la fisiología) es la característica, especialmente en un organismo vivo, mediante la cual se regula el ambiente interno para mantener una condición estable y constante.

Imagen relacionada

Los múltiples ajustes dinámicos del equilibrio y los mecanismos de autorregulación hacen la homeostasis posible. De esta forma, favorecemos que se reproduzcan las condiciones necesarias para que el cuerpo pueda funcionar a pleno rendimiento y de la forma más eficaz posible de una forma natural e inocua.

La terapia con imanes es una forma de tratamiento que facilita el trabajo del médico interno para mantener la vida. Ante cualquier problema, el sistema homeostático emplea sus recursos para equilibrar. Si esto no es posible se adaptará a las formas que generen un menor gasto energético.

 

¿Para qué sirve el Biomagnetismo?

La colocación de los imanes de forma adecuada a las necesidades de la persona a la cual le son aplicadas dichas cargas nos dan la posibilidad de mejorar ciertas disfunciones permitiendo que se reajusten para realizar su actividad de forma apropiada.

Puede ayudar en muy diversas situaciones: desde un trastorno del sueño, problemas digestivos, problemas cutáneos, reduciendo tiempo de recuperación en lesiones…

Así el biomagnetismo tiene unas grandes cualidades que hacen que sea una herramienta muy práctica y ventajosa. Entre ellas encontramos:

  • facilidad de aplicarlo
  • rapidez de resultados
  • la inocuidad para la persona
  • amplio espectro de disfunciones a las que puede ayudar en su mejora o su erradicación

 

¿Cómo perder peso con el Biomagnetismo?

La relación del biomagnetismo con la pérdida de peso es un tema más delicado. Existen diferentes fuentes que defienden de forma contundente el tratamiento con el biomagnetismo como un método que por sí solo, sin tener en cuenta otros factores, es suficientemente eficaz en la pérdida de peso.

Dicha afirmación es algo arriesgada y, cuanto menos, controvertida, debido a que es una ayuda al organismo y no podemos tomarlo como la panacea o una única solución.

En la pérdida de peso intervienen diferentes factores que debemos tener en cuenta y, dependiendo de cada caso, pueden tener una mayor o menor importancia a la hora de llevar a cabo dicho proceso.

Es importante señalar que parámetros como:

  1. la actividad hormonal y/o metabólica
  2. los hábitos de alimentación
  3. el ritmo de vida (estrés)
  4. la actividad física de la persona intervienen directamente en que se obtenga un resultado satisfactorio.

Dicho esto, cabe destacar que el biomagnetismo es una herramienta muy útil y se obtienen resultados satisfactorios como ayuda a otros tratamientos y, en algunos casos como único tratamiento.

 

¿En que consiste?

Consiste en aplicar los imanes en unos puntos determinados y dejar que actúen durante 20 minutos mínimo. De esta forma ayudamos a la activación y equilibrio de los procesos internos corporales para encontrar el estado óptimo.

La aplicación de los imanes ayuda a regular facilitando y/o acelerando el proceso para la obtención de los objetivos marcados, pero siempre acompañando de:

  • Hábitos alimentarios: mejorar las costumbres alimenticias asesoradas debidamente por un dietista y/o nutricionista.
  • Actividad física: acorde a las necesidades de cada persona mediante la ayuda de un entrenador personal y/o licenciado en Educación Física.
  • Tratamiento emocional: psicólogo y/o de otro tipo como el que nosotros ofrecemos del Método DEEP® Desbloqueo Energético Emocional Profundo, para acompañar al reequilibrio fisiológico y al estado de ánimo facilitando el cambio.
  • Metabólico/hormonal: en ciertos casos puede ser necesario, derivar al médico especialista adecuado.

Otras terapias que te pueden ayudar a perder peso:

Existen también otras técnicas, como la acupuntura y/o auriculoterapia, que nos ayudan en la estabilización del organismo en dicho proceso. Hay quien combina la auriculoterapia con imanes para la bajada de peso.

 

¿En qué consiste la auriculoterapia con imanes?

Consiste en colocar unos imanes pequeños en unos puntos determinados de la oreja que están relacionados con el sistema nervioso y ayudan en la reducción del apetito y la ansiedad y en la activación de los procesos de eliminación de sustancias poco saludables para tu cuerpo.

Las personas a las cuales se les ha aplicado esta combinación afirman que sienten una reducción en la sensación de hambre de manera considerable.

Las causas de que esto suceda se deben a la estimulación de ciertos puntos reflejos de la oreja, lo que unido al campo magnético correspondiente, aumenta el ritmo metabólico logrando una mayor eficacia de forma rápida y sencilla en la bajada de peso.

 

Beneficios del Biomagnetismo para la pérdida de peso

El biomagnetismo aumenta de forma notable la corriente de flujo sanguíneo fortaleciendo al organismo. De esta forma mejora el aporte de oxígeno y nutrientes a todas las células del cuerpo, ayudando también en la aceleración de la eliminación de toxinas, grasas innecesarias y diferentes sustancias nocivas para los diferentes sistemas de nuestro cuerpo.

 

Colocación de los imanes

En cuanto a la colocación de los imanes, tenemos que aclarar que la mayoría de los imanes que ponemos son dos imanes de polaridad contraria y cada uno colocado en el punto exacto y con la carga magnética adecuada.

Resultado de imagen de biomagnetismo

Por eso se puede referir a este método indistintamente de dos formas, como biomagnetismo o par biomagnético (la mayoría van de dos en dos).

 

Pares de imanes correspondientes a la pérdida de peso

Dentro de todos los pares que hay, existen unas colocaciones de los imanes que se corresponden con problemas para perder peso y/o regularlo, teniendo en cuenta que, si se consideran los parámetros mencionados anteriormente, los imanes serán más eficaces en la pérdida de peso y/o estabilización de este.

A continuación, destacamos los pares biomagnéticos que están relacionados con la pérdida de peso, ya sea por la obesidad, por un sobrepeso o para acelerar y/o equilibrar los procesos metabólicos.

Los imanes pueden ayudar a equilibrar el sistema endocrino ayudando a las glándulas a que funciones de una forma adecuada. Todos ellos ayudan a potenciar y complementar las otras medidas que debemos llevar a cabo en la pérdida de peso. Los puntos o pares de imanes a colocar para la regulación del peso de la persona son:

  • Tiroides-tiroides: favorables en descompensaciones tiroideas, es decir, ayuda con la glándula tiroides que se relaciona con el proceso metabólico. Se colocaría el polo negativo en el lado derecho de la misma y en la izquierda, justo en el lado contrario, el polo positivo de forma que puedan combatir la disfunción de esta.
  • Hígado- hígado: se usa para la estimulación y normalización de dicho órgano. Puede colocarse en un sentido u otro, es decir, arriba/abajo o derecha/izquierda.
  • Cuerpo de páncreas-hígado: se usa para acompañar a con dietas y ayunos.
  • Cola de páncreas-hígado: relacionado con ciertos problemas intestinales, cólicos abdominales y gases.
  • Conducto de páncreas-riñón izquierdo: ayuda en desequilibrios en el peso como obesidad por alimentación incorrecta.
  • Colon ascendente-colon descendente: puede beneficiar cuando existe cúmulo de grasa en la barriga.
  • Colon descendente-recto: puede ayudar en la obstrucción intestinal como en casos de estreñimiento.
  • Cabeza de páncreas-punta de páncreas.
  • Estómago-estómago: relacionado con disfunciones digestivas como mala digestión, gases y dolor en el estómago.

 

Forma correcta de efectuar el tratamiento

Los pares nombrados están relacionados con la pérdida de peso y aplicados de forma regular en el punto exacto y durante 20 minutos son efectivos, pero es importante no desvirtuar el biomagnetismo.

La forma correcta de realizar el tratamiento es mediante un test kinesiológico que permite comprobar todos los que sean necesarios, entre todos los puntos que existen y cuáles se deben aplicar, independientemente de que el objetivo sea la pérdida de peso.

Si posteriormente a la colocación de los pares que nos han salido durante el test de kinesiología, queremos añadir los pares descritos en relación con la perdida de peso, no hay ningún problema, pueden ayudar o no hacer nada, pero nunca perjudicarían.

Si únicamente colocamos los pares relacionados con la pérdida de peso, sin realizar el test correspondiente, esta forma de colocarlos no sería un trabajo correcto realizado con el biomagnetismo y puede que no se vea acompañado de ningún cambio.

El biomagnetismo ayuda a regular y depende de lo que encontremos durante el test kinesiológico y no de lo que quiere o nos describe la persona, es decir, no depende de la sintomatología que se nos describe, porque consiste en buscar el equilibrio interno del organismo (homeostasis) para que todo funcione de forma adecuada y mejore.

Así, la aplicación de los campos magnéticos en el cuerpo o biomagnetismo se hace revisando todos los pares que existen y colocando los que han salido en el test kinesiológico y aplicándolos con la carga correspondiente el tiempo suficiente y/o necesario para que se produzca el efecto deseado.

Teniendo en cuenta siempre que, aunque no salga ningún par relacionado con la pérdida de peso (los anteriormente descritos), no significa que no puedan ayudar a dicha mejora. Esto es debido a la eficacia y efectividad de los efectos de los imanes en el equilibrio del organismo.

De una forma directa o indirecta ayuda en mayor o menor medida (depende de cada persona) a la reducción de peso. Con las cargas magnéticas adecuadas y bien aplicadas no habría problema por dejarlas colocadas durante más tiempo del que sería suficiente para el reequilibrio del sistema.

Tenemos que valorar la aplicación del biomagnetismo (los imanes) en el ser humano, además de ayudar en la pérdida de peso, desde la producción de efectos positivos para la salud.

Resultado de imagen de biomagnetismo

Por eso, es recomendable valorarla como una forma de facilitar el funcionamiento adecuado del propio organismo, consiguiendo un equilibrio de este que permite el desarrollo de sus funciones de una forma eficaz y correcta.

Por lo tanto, favorece al mantenimiento de la salud y todo esto sin tener efectos nocivos para la misma y actuando de forma rápida y sencilla.

Resumiendo todo lo expuesto anteriormente acerca del biomagnetismo, las ideas principales son las siguientes:

  1. Es fácil de aplicar, requiere unos conocimientos mínimos de anatomía.
  2. Es accesible económicamente, coste nada elevado.
  3. Es rápido porque en la mayoría de las sesiones no suele durar más de 40 minutos y las sesiones no son muy numerosas.
  4. No produce iatrogenia, es decir, no es nocivo para la salud.
  5. Ayuda al organismo a recuperar su propio equilibrio, facilitando su estado armonioso o de salud
  6. El biomagnetismo de una forma mas o menos directa favorece la perdida de peso.
  7. Habitualmente la pérdida de peso depende de diversos factores y en cada caso será mas importante uno u otro o varios de ellos. El biomagnetismo es una herramienta que nos ayuda y puede tener mayor o menor importancia en función de cada persona. La importancia será mayor si el desequilibrio interno es la principal causa y menor cuando otros factores tengan mayor peso.
  8. Se recomienda perder peso mediante la combinación del biomagnetismo con una dieta sana y equilibrada, ejercicio físico acorde a cada caso, reducción del estrés, estado emocional mínimamente equilibrado e incluso control médico si fuera necesario.
  9. En la aplicación del biomagnetismo se realiza el test kinesiológico completo independientemente de cuál sea la mejora deseada. No trabaja desde el síntoma sino equilibra lo que en el test sale en desajuste.
  10. Realizado el test kinesiológico de todos los pares biomagnéticos y colocados en la persona, se podrían añadir los pares relacionados con la pérdida de peso, pero esto no implica mejores resultados ni más rápidos.
  11. Es importante ver al ser humano como un todo, no como sistemas aislados, distintos e independientes unos de otros. Cualquier modificación en uno de los sistemas implica de una forma u otra una modificación en los otros sistemas. Ejemplos:
  • Un estrés mantenido conlleva un aumento de la adrenalina y cortisol en el organismo que conlleva a un cambio fisiológico importante como insomnio, mal humor, apetito descontrolado…
  • Una alimentación inadecuada puede generar un déficit nutricional provocando fatiga crónica, rampas musculares…
  • Una condición física deficiente deriva en un acortamiento e hipotonía muscular que derivaría en dolores musculares, mala nutrición celular por déficit del torrente sanguíneo…

 

En el Biomagnetismo para bajar peso deberemos tener en cuenta 3 claves para que funcione a pleno rendimiento:

  • Clave 1: escuchar a nuestros sentimientos, dedicarnos tiempo para el desarrollo personal y creativo
  • Clave 2: nutrirnos de manera adecuada
  • Clave 3: realizar actividad física para mantener todo en perfecto estado

Nuestro cuerpo y nuestra condición humana nos permiten la capacidad de autocuración y adaptación perfecta con capacidad autocurativa. El biomagnetismo puede ayudarnos a corregir los desequilibrios que puntualmente nos alejan de ese estado óptimo.

Carlos Meléndez García-Miguel

Join the discussion 6 Comments

Leave a Reply